Medio Ambiente

Tormenta en el Océano Pacífico se intensifica y se convierte en el primer súper tifón del año

11 de octubre de 2021

Fuertes vientos y olas altas azotaron el este de Filipinas este lunes cuando el tifón más fuerte jamás registrado en abril pasó por el Océano Pacífico, matando a un hombre y provocando inundaciones en comunidades más bajas, dijeron funcionarios.

La oficina meteorológica nacional emitió una advertencia de viento severo y lluvias intensas el lunes, diciendo que “vientos destructivos con fuerza de tifón se extienden hacia afuera hasta 110 km (68,35 millas) desde el centro de la tormenta”.

Más de 100 mil personas fueron evacuadas de las zonas costeras, según las agencias provinciales de desastres.

No se espera que el núcleo de Surigae, o Bising, como se conoce localmente a la tormenta, llegue a tierra firme. Pero con un diámetro de 500 km y vientos que alcanzaron los 195 km por hora, partes de las islas orientales de Samar sufrieron inundaciones, mientras que varias comunidades se quedaron sin energía.

El primer súper tifón de 2021 presagia una ajetreada temporada de tormentas para la región en el próximo año, dicen los expertos.

“Los primeros indicios son que la temporada de tifones de 2021 será al menos promedio en actividad, y posiblemente superior al promedio”, escribió el meteorólogo estadounidense Jeff Masters en una publicación en el sitio web de Yale Climate Connections, que informa diariamente sobre las condiciones climáticas.

Los científicos atmosféricos dicen que los datos muestran que las tormentas, llamadas tifones, ciclones o huracanes en diferentes partes del mundo, se están volviendo más fuertes debido al calentamiento global.

“El combustible de estas tormentas son los océanos cálidos”, dijo Anne-Claire Fontan, oficial científica de la Organización Meteorológica Mundial con sede en Ginebra.

“La tendencia global es que se están volviendo más fuertes y un porcentaje más alto del total de tormentas será más fuerte”.

Una atmósfera más cálida retiene más humedad, lo que permite que los vientos huracanados arrojen más lluvia. En particular, la temperatura del agua en el Océano Pacífico occidental es más alta que el promedio mundial, lo que lo convierte en un terreno fértil para mega tormentas como Surigae. La región ve más tormentas que cualquier otra parte del mundo, más del 70% de las cuales se desarrollan en el pico de la temporada entre julio y octubre.

Funcionarios dijeron que se confirmó la muerte de un hombre de 79 años de la provincia de Leyte del Sur en Filipinas después de que un árbol caído lo golpeara y una persona desapareciera.

Filipinas ve alrededor de 20 tormentas tropicales al año. El año pasado, el tifón más fuerte del año, Goni, azotó el país con ráfagas de hasta 310 km por hora, matando a 25 personas y obligando a la evacuación de más de 345.000.

Mientras tanto, Taiwán espera que la tormenta traiga la lluvia que tanto se necesita para aliviar una sequía, y la gente recurre a las redes sociales para darle la bienvenida. Sin embargo, se espera que se desvíe de Taiwán hacia el Pacífico, trayendo lluvia solo a la parte norte de la isla a finales de esta semana.

Con información de: Reuters

Comentarios