Entrevista

Recordando al Dr. Carlos Beyer en Alcanzando el Conocimiento

«Las hormonas del sexo y el amor»

16 de febrero de 2012

BA – El Doctor Carlos Beyer Flores es doctor de biología para la Universidad Autónoma de México, con postdoctorado en neuroendocrinología en el Brain Research Institute de la Universidad de California, sus investigaciones se han centrado en dos líneas principales: la neuroendocrinología de la lactancia y la ovulación y la ovulación neuro-hormonal de las conductas reproductivas sexual y maternal en los mamíferos y él está en el CINVESTAV de Tlaxcala. Buenas noches Doctor Beyer, gracias por estar con nosotros.

CB – Buenas noches

BA – Bueno pues empezamos ¿Qué podemos decir? ¿Qué pasa primero con nuestras hormonas? ¿Cómo funcionan? ¿Cómo determinan nuestras relaciones sexuales, nuestras relaciones amorosas y por tanto también cómo funcionan las hormonas en los neurotransmisores? En fin ¿Qué pasa realmente en la química del amor?

CB – Bueno en relación con las conductas sexuales en general en todos los mamíferos y desde luego en el hombre hay una dependencia de las hormonas que secretan los testículos o los ovarios, sobre todo se ha visto que la testosterona que normalmente se asocia a los hombres, es la hormona que estimula el comportamiento sexual o el interés sexual tanto en hombres como en mujeres definitivamente, ahora esto tiene relación, estamos hablando del comportamiento sexual el amor desde luego pues es una cosa considerablemente más complicada y en los últimos años ha salido o se ha promovido mucho la posible participación de la oxitocina que es una hormona que produce afiliación, cercanía entre los individuos y que es una hormona que se produce por procesos cerebrales y va tanto a la circulación periférica como también actúa como una sustancia que activa neuronas en el mismo cerebro. Entonces serian estas tres hormonas, sobre todo testosterona en menos grado quizás, estrógenos y progesterona y la oxitocina hormonas que tendrían relaciones con el comportamiento sexual, con el comportamiento erótico y desde luego también ahora vemos con el amor.

BA – Doctor Beyer si hablamos por ejemplo de la oxitocina ¿podría ser que las personas que tienen más oxitocina podrían tener mejores relaciones afectivas?

CB – Pues no solamente de la oxitocina también se habla de la vasopresina como una hormona afiliativa que es muy parecida a la oxitocina sino también depende y esto se ha visto en animales, el numero o la presencia de receptores que son los que captan a estas hormonas digamos la oxitocina y de las cuales va a defender la respuesta es decir habría situaciones en que la hormona podría estar circulando, podría estar activa se podría estar produciendo y sin embargo no se tendrían los elementos que participan en la respuesta ¿verdad? Es decir es un problema un poquito más complejo. Se sabe que por ejemplo en las regiones sexuales, hay datos recientes que sugieren que en un relación en que existe amor, confianza, etcétera hay liberación de oxitocina mientras que en aquellas en que no existe este tipo de interacción emocional y afectiva no hay liberación de oxitocina pero como le digo también depende pues de la presencia de los receptores que van a mediar las respuestas de la oxitocina y a estimular pues estas conductas afiliativas ¿no?

BA – Doctor Beyer

CB – Exactamente continuando con lo que dice Gaby una de las características pues de las respuestas sexuales probablemente en todos los animales pero desde luego en que el humano es en el que se produce digamos respuesta de un tipo de orgasmo es que son placenteras y en la mayor parte de los casos las respuestas tienden a ser placenteras por las situaciones, al lugar que dan respuestas placenteras produce la liberación de un neurotransmisor que se llama la dopamina, la dopamina se libera pues no solamente durante las respuestas sexuales, sino también cuando toma una chocolate, probablemente cuando uno se encuentra con un amigo querido, etc. Y la dopamina que quizás no produce la sensación placentera sin embargo conexiones de las zonas dopaminérgicas o de las neuronas con las que interacciona la dopamina producen probablemente la transmisión de otros neurotransmisores o neuro-moduladores como son los opiáceos que es en donde actuaria la morfina, por ejemplo los endocanabinoides que es en donde actuaria la mariguana para producir respuestas placenteras que acompañan pues a la actividad sexual y a las interacciones amorosas

BA – Y entonces, si nos podrías explicar doctor eso de los opiáceos y lo último que dijo

CB – Si, mire hay neurotransmisores o neuro-moduladores que actúan sobre receptores que son receptores opiáceos, se llaman porque se descubrió que el opio, la morfina por ejemplo actuaba producía sus efectos digamos euforizantes positivos actuando sobre esos receptores y existen sustancias naturales como las endorfinas etcétera que hacen lo mismo y con los endocanabinoides son receptores en los que se sabe que actúa la mariguana, pero también existen sustancias producidas normalmente por el cerebro que activan estos receptores y producen sensaciones placenteras.

BA – Bueno y ahí habría una relación directa en este circuito del placer con los neurotransmisores y en este caso con las drogas de uso vamos a una pausa y volvemos con más…

BA – Doctor Beyer ¿Qué es lo que usted ha encontrado en esta situación?

CB – Bueno en las drogas por ejemplo hay, digamos la cocaína que es una droga digamos de un uso muy común y que está actuando precisamente sobre la dopamina como decía la doctora Gaby Rodríguez puede inclusive cuando se administra digamos endovenosamente, por vía venosa podríamos producir una respuesta muy parecida al orgasmo que los adictos en EEUU llaman cocaine rush y creo que en España llaman el levantón lo que es interesante cuando se estudia el efecto de estas drogas en el cerebro es que prácticamente las mismas estructuras cerebrales que se activan durante el orgasmo también son activadas por la cocaína y por otro tipo de drogas similares que actúan como decía la doctora mentalmente a través del sistema dopaminérgico y la dopamina, como le decía también estimula también la liberación en varias áreas de la corteza cerebral, estimula de liberación de algunos de estos moduladores como los que actúan generalmente las drogas y que entonces es lo que caracteriza a los demás de los diferentes tipos de placer pero claro el hecho de que las drogas sean placenteras sino obviamente la gente no las tomaba inicialmente, pues es uno de los grandes problemas para solucionar esta situación

BA – Es decir que al secuestrar este sistema que era para otra cosa ¿llegan para quedarse?

CB – Bueno el problema en general que existe es que debes de utilizarlas con una frecuencia excesiva y luego además cambia la sensibilidad del sistema y se van requiriendo dosis cada vez mayores de drogas para producir el mismo tipo de respuesta ¿verdad? Entonces hay desde luego variaciones muy importantes en las capacidades adictivas de las drogas, no son lo mismo los opiáceos, no es lo mismo las anfetaminas que producen otro tipo de respuesta, que la mariguana que es menos adictiva, etc. Pero evidentemente están acabando en ese circuito del placer al que se refería la doctora Gaby y en el que también coinciden o se activan por los estímulos placenteros no solamente relacionados con la actividad sexual sino con otras circunstancias que generan placer o satisfacción ¿verdad?

BA – Tenemos preguntas del público dice, si las respuestas químicas son similares dice Javier Rodríguez, si las respuestas son similares entre hombres y mujeres ¿porque el hombre es más tendiente a engañar a su pareja? Esto va para el doctor Beyer ¿Quién tiene más oxitocina doctor, el hombre o la mujer?

CB – No probablemente tengan los mismos niveles de oxitocina el hombre y la mujer, desde luego la mujer utiliza la oxitocina como bien había señalado la doctora, también para las respuestas desde el punto reproductivo que es también muy importante, la participación en el parto, la participación en la evacuación de la leche, por el estímulo de la succión de bebé, etc. Las razones por las que se habla y que está más o menos fundamentada en estudios antropológicos de que los hombres tiendan a ser menos fieles digamos, no tienen necesariamente relación con la liberación de oxitocina o de hormonas probablemente en el futuro también se encuentre de un elemento químico también anda mal en este tipo de personas digamos o que son sexualmente muy promiscuos ¿no? Es decir, sin embargo no hay una relación muy clara también por ejemplo: se ha pensado por ejemplo en los niveles de testosterona hasta cierto nivel la testosterona determina el nivel de comportamiento sexual y el interés sexual pero ya pasado ese nivel la administración inclusive de grandes dosis de testosterona no facilita más la conducta sexual.

BA – Debe estar equilibrada

CB – Exacto

BA – Bueno Teresa Sanabria nos saluda desde Pachuca dice con base en su análisis el amor es sólo un euforizante? ¿En qué momento llega a trascender o cuando llega a terminar ese sentimiento? También va para el doctor Caros Beyer

CB – Bueno desde luego el amor es una de las, junto con la amistad es uno de los factores más positivos que existen para generar bienestar por ejemplo en un ser humano, definitivamente ¿no? Y como señalaba también Gaby, este tipo de respuestas inclusive el amor tiene una función muy importante en el mantenimiento de la especie porque facilita la interacción y la afiliación de una pareja, digamos hablando de la procreación de hijos etcétera, en el apoyo mutuo, en fin el amor tiene una función biológica muy clara que a veces esta no necesariamente vinculada estrictamente con el comportamiento sexual. La amistad que también es un proceso extraordinariamente importante y que probablemente en una forma más sutil pero más persistente activa circuitos también relacionados con el placer, es otra de estas respuestas biológica y psicológicamente muy significativas ¿no?

BA – Pero bueno aquí pasando de la parte amorosa, pues esta la otra parte que pasa por ejemplo en la parte del cerebro de los violadores, de los sadomasoquistas o de los adictos al sexo o sea que pasa en este tipo de conductas que bueno son diversas.

CB – Mire, una de las características que está asociadas al tipo de conductas agresivas es lo que ahora se ha estudiado bastante en varias especies de animales es la ausencia de empatía, una dificultad a veces que es innata de nacimiento de reconocer los sentimientos las intenciones de otras personas, eso es muy característico de las personas autistas ¿verdad? Que no reconocen esto.

BA – O de los asesinos seriales ¿no?

CB – Exactamente, no lo reconocen y además existe también una tendencia que no se da desde luego en los autistas en general, el tener una sensación placentera se activa el circuito de placer en estas personas anormales al ver sufrir a una persona o al ver ejercer una acción nociva o lastimar a una persona, se ha encontrado que algunas personas con estas características, delincuentes generalmente tienen una respuesta placentera. ¿Por qué razón tienen estas personas estas características? Pues no se conoce del todo pero evidentemente indica un mal funcionamiento cerebral, probablemente de tipo genético o con cierta posibilidad también de que ciertos factores culturales lo hayan determinado ¿no?

BA – Si, nos dice Rodrigo Vargas si basan el amor en reacciones químicas ¿dónde quedan las parejas de años que siguen juntos?

CB – Bueno yo creo que además ahí ya intervienen, aparte de que la relación sexual gratificante se pude dar inclusive en personas de edad ya muy avanzada, en realidad ya ahí intervienen ya una enorme cantidad de factores que son factores de tipo social, la amistad, en fin, que es un factor que mantiene una relación por un tiempo muy prolongado, es decir no solamente en la sexualidad es el único factor importante de una relación de pareja, inclusive sabemos que una proporción importante de mujeres no experimenta orgasmos, son anorgásmicas y sin embargo pueden tener una vida de pareja o una vida conyugal y de pareja muy satisfactoria. Si bien evidentemente el sexo es un factor muy importante sobre todo en etapas iniciales, pues existen desde luego muchísimos otros factores, intereses comunes que se generan al hacer una familia, en fin que tienen a mantener por periodos prolongados una relación de dos personas ¿no?

BA – Y aquí la testosterona es fundamental ¿verdad? ¿Sobre todo en mujeres?

CB – Mire la testosterona es sorprendentemente muy fundamental en mujeres porque la testosterona tanto en hombres como en mujeres, pero sorprendentemente existen más datos muy sólidos en mujeres no solamente estimula el deseo sexual, estimula la frecuencia de orgasmos, sino también genera una sensación de bienestar en general, de un bienestar psicológico y físico y lo que sorprende es que las dosis para son eficientes lograr este tipo de efectos son realmente muy muy bajas de tal manera que no produce ninguna de las acciones virilizantes que caracterizan a la testosterona. Es decir no le salen barbas a la mujer que las utilizan, son dosis muy bajas, si de hecho creo que el uso de la testosterona probablemente se vaya a generalizar en los próximos años, hay gente que habla de la década de la testosterona como un modulador no solamente de los aspectos sexuales, sino del bienestar tanto en mujeres como en hombres

BA – Por ultimo Doctor Beyer y Dra. Gaby si concluimos. Doctor Beyer ¿con que concluye?

CB – Pues digo que en realidad el factor sexual es un factor muy importante en la vida de las personas, pero que desde luego no es el único y de que en sí la relación con las personas ya sea tanto sexuales o no a través de la amistad pues es uno de los factores que le dan calidad y calidez a la vida y de que este tipo de relaciones sexuales, de conductas afiliativas tiene efectos no solamente positivos sobre el bienestar psicológico sino inclusive hay datos ahora concluyentes sobre el bienestar físico de las personas ¿no?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.