fbpx

Pfizer suministrará 40 millones de vacunas contra COVID-19 a países pobres

Pfizer se comprometió este viernes a suministrar hasta 40 millones de dosis de su vacuna COVID-19 este año a un esfuerzo respaldado por la Organización Mundial de la Salud para obtener vacunas asequibles en países pobres y de ingresos medios.

El acuerdo es un impulso para el programa global conocido como COVAX, ya que las naciones ricas se han hecho con la mayoría de los millones de dosis.

El compromiso, anunciado en una conferencia de prensa virtual celebrada por la OMS con sede en Ginebra, se considera importante porque Pfizer y su socio BioNTech obtuvieron la primera autorización de emergencia de la influyente Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. a mediados de diciembre. Esa autorización hace que sea más fácil para los grupos internacionales de salud y las naciones pobres aprobar rápidamente el uso de emergencia.

A principios de esta semana, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, criticó a los fabricantes de medicamentos por buscar ganancias de la pandemia y abastecer principalmente a países ricos.

Los 40 millones de dosis, para una vacuna que requiere dos dosis, son una pequeña porción de lo que se necesita para COVAX, que tiene como objetivo vacunar a miles de millones de personas en 92 países de ingresos bajos y medios.

El programa global anteriormente aseguraba el acceso a casi 2 mil millones de dosis de vacunas de otros cinco productores de vacunas, además de opciones para mil millones de dosis más.

Pfizer Inc., con sede en Nueva York, no se había comprometido anteriormente a proporcionar su vacuna COVID-19 a países pobres sin obtener ganancias durante la pandemia, como lo han hecho algunos rivales.

Sin embargo, Pfizer y BioNTech de Alemania dijeron que proporcionarían su vacuna a COVAX a un “precio sin fines de lucro” no revelado. Las empresas aún deben firmar un acuerdo de suministro que cubra la distribución, pero las dosis se entregarán a lo largo de 2021, a partir de fines de marzo.

“Compartimos la misión de COVAX y estamos orgullosos de trabajar juntos para que los países en desarrollo tengan el mismo acceso que el resto del mundo, lo que nos acercará un paso más a poner fin a esta pandemia mundial”, dijo el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, en una declaración.

El Dr. Seth Berkley, director ejecutivo de GAVI, The Vaccine Alliance, que lidera la adquisición y entrega de vacunas para COVAX, calificó el acuerdo como “un gran paso adelante para el acceso equitativo a las vacunas”.

Pfizer y BioNTech dijeron que también ayudarían a los sistemas de salud a manejar la vacuna, que requiere almacenamiento ultrafrío.

Muchos funcionarios de salud pública han expresado su escepticismo de que la vacuna Pfizer pueda mantenerse tan fría en todo el mundo. Pfizer ha estado enviando las inyecciones en contenedores especiales con hielo seco, pero incluso en los EE. UU. algunas dosis se han desechado porque no se mantuvieron a la temperatura adecuada.

Pfizer ha dicho que ha estado aumentando la producción y espera poder producir 2 mil millones de dosis en 2021, por encima de su pronóstico anterior de 1,3 mil millones de dosis. Ese objetivo a largo plazo tiene un costo a corto plazo: la compañía está desacelerando la producción en su fábrica de Bélgica mientras realiza los cambios necesarios para impulsar la producción.

Con información de: AP

Comentarios
By  Alcanzando el Conocimiento

Related Posts