Covid-19

Pfizer/BioNTech podrían tener capacidad de producir 3 mil millones dosis de vacuna anticovid en 2022

BioNTech SE y su socio estadounidense Pfizer Inc. podrían tener la capacidad de producir 3 mil millones de dosis de la vacuna contra COVID-19 el próximo año, dijo el director ejecutivo de la compañía alemana, lo que permitiría que su vacuna esté disponible en todo el mundo.

“En principio, podríamos aumentar aún más la capacidad de fabricación”, dijo el martes el CEO de BioNTech, Ugur Sahin, en una entrevista con Bloomberg TV. “Depende de la demanda, depende de factores como si se requiere un impulso adicional a las vacunas”.

La demanda está creciendo en todo el mundo por las vacunas COVID que los países necesitan desesperadamente para revivir las economías, devolver a los niños a las escuelas y que la gente vuelva a las oficinas y tiendas. Tanto EEUU como Europa han intentado acelerar las entregas de vacunas este año a medida que se propagan nuevas variantes más agresivas del virus.

“Tenemos una cartera de pedidos de 1.300 millones de pedidos, que ya está fijada”, dijo Sahin. “Estamos discutiendo dosis adicionales – cientos de millones de dosis como opciones – con organizaciones gubernamentales”.

Pfizer y BioNTech se han comprometido a producir 2 mil millones de dosis de su vacuna de dos inyecciones este año. Pfizer prometió enviar dos tercios del pedido de 300 millones de dosis de EEUU para fines de mayo. En la Unión Europea, los socios han prometido enviar al menos 500 millones de dosis este año, con la opción de 100 millones de dosis adicionales.

Pfizer ha proyectado unos 15 mil millones de dólares en ingresos este año por las ventas de la vacuna COVID, y el director ejecutivo Albert Bourla dijo que el precio de la inyección podría aumentar.

Cepas mutantes

Las preocupaciones sobre las mutaciones del virus también pueden impulsar la demanda si evolucionan nuevas variantes con la capacidad de evadir las vacunas actuales. BioNTech ya está discutiendo posibles pedidos de refuerzos, dijo Sahin.

BioNTech y Pfizer han comenzado a sentar las bases para una inyección de refuerzo de su vacuna, que utiliza una nueva tecnología llamada ARN mensajero. Un ensayo, que comenzó en febrero, está examinando la seguridad y la respuesta inmune de una tercera dosis de la vacuna en personas que participaron en un estudio inicial de la inyección el año pasado. Los socios también han dicho que están planeando una prueba en humanos de una nueva vacuna que es específica para una variante de vacuna particularmente problemática que surgió a fines del año pasado en Sudáfrica.

“Ahora entendemos que la evolución del virus puede resultar en nuevas variantes que vienen con nuevas características biológicas y médicas”, dijo Sahin. “El mundo entero no estaba preparado para esta pandemia y ahora entendemos que esto podría volver a suceder”.

En estudios de laboratorio que utilizan sangre de personas que han sido inoculadas, la forma existente de la vacuna parece ser menos eficaz contra la cepa de Sudáfrica que contra otras versiones mutantes del coronavirus. Si bien la vacuna todavía parece ofrecer cierta protección, las implicaciones de las variantes siguen sin estar claras.

Las empresas obtendrán más datos sobre la variante de Sudáfrica dentro de seis a ocho semanas, dijo Sahin.

La vacuna Pfizer-BioNTech está aprobada en más de 50 países. Además de la Unión Europea y estados Unidos, otros pedidos importantes provienen de Japón, Canadá y el Reino Unido.

A medida que aumentan las campañas de vacunación, Sahin dijo que es optimista de que las vacunas se generalizarán este año y el próximo.

“Estoy bastante seguro de que seremos capaces de proporcionar vacunas en Europa y Estados Unidos y que todos los que necesiten una vacuna se vacunen a finales del verano”, dijo Sahin, siempre que no haya problemas de producción. “Dentro de 2022, esperamos tener suficiente para vacunar en todo el mundo”.

Comentarios