Ciencia

Otorgan el premio de la Academia de Ciencias para el Mundo en Desarrollo a Laurent Loinard

Laurent Raymond Loinard, investigador del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica (IRyA) de la UNAM, fue distinguido por su trayectoria académica con el premio de la Academia de Ciencias para el Mundo en Desarrollo (TWAS, por sus siglas en inglés) en la categoría de Ciencias de la Tierra, Espaciales y Astronomía.

El astrofísico, quien es investigador de la Universidad Nacional desde el año 2000, participa actualmente en la colaboración internacional Telescopio del Horizonte de Eventos (EHT), una red de ocho radiotelescopios alrededor del mundo que en 2019 difundió la primera imagen real de un agujero negro.

Este hallazgo se logró con una sofisticada técnica de interferometría, en la que Loinard es experto, en la cual ocho equipos distantes entre sí se comportaron como un radiotelescopio gigante del tamaño de la Tierra. En 2017, durante dos semanas, todos los telescopios se enfocaron al mismo punto: dos agujeros negros supermasivos, recordó.

“Me da muchísimo gusto haber recibido este premio de la TWAS, me siento feliz con la distinción que se entrega cada dos o tres años sin una periodicidad precisa. El más reciente era de 2018. Me lo otorgan por trayectoria, es para investigadores a la mitad de su carrera”, precisó.

De nacionalidad francesa, nacionalizado mexicano en 2005, Loinard desarrolla su carrera profesional en la UNAM, específicamente en la técnica de interferometría de larga línea de base (VLBI, por sus siglas en inglés), que implica la observación de un objeto celeste simultáneamente con un conjunto de radiotelescopios, que pueden estar situados en lugares muy distantes entre sí.

“Esta técnica consiste en observar los objetos celestes en la parte radio del espectro electromagnético (no en la parte visible) usando arreglos de radiotelescopios distribuidos de diferentes maneras, que a veces pueden ser del tamaño de un país o del tamaño de la Tierra, como el Telescopio del Horizonte de Eventos”, señaló.

El científico detalló que los arreglos permiten una resolución angular y gran nitidez, gracias a lo cual fue posible hacer la imagen real del agujero negro.

Actualmente, el investigador colabora con el EHT en el tema de agujeros negros, e indaga sobre la formación de estrellas mediante el uso de esta técnica, la cual aprendió inicialmente en Francia y en nuestro país la utiliza junto con el investigador Luis Felipe Rodríguez.

Loinard estudió la licenciatura en física, así como la maestría y el doctorado en astrofísica en la Universidad Joseph Fourier de Grenoble, Francia. En octubre de 2000 se integró como investigador a la entonces Unidad Morelia del Instituto de Astronomía, actualmente Instituto de Radioastronomía y Astrofísica. A partir de 2006 participa en proyectos en los cuales los radiotelescopios funcionan en conjunto, aunque están a miles de kilómetros unos de otros.

“En cada telescopio los datos se obtienen por cinta magnética y más recientemente por discos de computadoras que luego se mandan a un centro de procesamiento donde se combinan las señales; así se forman los telescopios más grandes del mundo”, precisó Raymond Loinard.

El objetivo es tener luz, lo más separados unos de otros. “He usado mucho esta técnica para medir a media distancia las estrellas, nos ayuda a determinar a qué distancia se encuentran, con una precisión altísima de menos de uno por ciento”.

Comentarios