Covid-19

Europa supera los 10 millones de casos de COVID-19: OMS

El director de Europa de la Organización Mundial de la Salud dijo el jueves que la región de 54 países volvió a alcanzar un nuevo récord semanal de casos confirmados, con más de 1,5 millones confirmados la semana pasada y más de 10 millones desde el inicio de la pandemia.

Durante una reunión con los ministros de salud europeos, el director regional europeo de la OMS, Dr. Hans Kluge, dijo que “las hospitalizaciones han aumentado a niveles nunca vistos desde la primavera” y que las muertes han aumentado en más del 30% en la última semana.

“Europa está nuevamente en el epicentro de esta pandemia”, dijo Kluge. “A riesgo de sonar alarmista, debo expresar nuestra verdadera preocupación”.

Los sistemas de prueba no han podido mantenerse al día con los niveles generalizados de transmisión, y “los niveles de positividad de las pruebas han alcanzado nuevos máximos”, con la mayoría de los países europeos superando el 5% y muchos casos propagándose sin control, dijo.

Junto con los países europeos habituales, la OMS incluye a Rusia y algunos países de Asia central como Tayikistán, Uzbekistán, Kazajstán y Turkmenistán en su región de Europa.

A raíz de que Francia y Alemania aprobaron nuevas restricciones con la esperanza de revertir la tendencia, Kluge calificó los cierres nacionales como una “opción de último recurso”, citando el daño considerable que las medidas infligen a las economías, la salud mental de las personas y la incidencia de la violencia doméstica.

Dijo que los bloqueos deberían dar a los países la oportunidad de “recuperarse y escalar” para que teóricamente puedan fortalecer sus sistemas de salud y programas de rastreo de contactos para identificar y eliminar rápidamente nuevos clústeres.

Pero numerosos países de Europa, como Gran Bretaña, no lo hicieron. A pesar del bloqueo nacional del Reino Unido a principios de este año, el sistema de rastreo de contactos del país sigue siendo incapaz de rastrear un porcentaje significativo de los contactos de personas infectadas. Muchos contactos también se han negado a poner en cuarentena.

Kluge también instó a los políticos a que se guíen por datos científicos en sus respuestas al brote. El gobierno británico fue en contra del consejo de sus asesores científicos de implementar un bloqueo a nivel nacional en septiembre, y en cambio siguió una estrategia de restricciones localizadas que hasta ahora han tenido poco impacto para frenar el resurgimiento del virus.

Los científicos británicos estimaron el jueves que hay alrededor de 96.000 nuevas infecciones cada día y que la epidemia duplica su tamaño cada nueve días.

En Francia, los funcionarios redujeron el período de cuarentena obligatoria de 14 días a siete después de razonar que la mayoría de las personas no cumplían de todos modos, aunque no había una base científica para el cambio en la guía.

Kluge dijo que si los países deciden imponer nuevos cierres, las escuelas deberían estar exentas en gran medida.

“También estamos seguros de que los niños y adolescentes no son considerados los principales impulsores de la transmisión de COVID-19”, dijo.

Dijo que los datos del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington estimaron que una tasa de cumplimiento del 95% para el uso de máscaras podría salvar más de 265.000 vidas en toda Europa para el 1 de febrero.

Advirtió que la mayor preocupación de los países en este momento deberían ser sus trabajadores de salud.

“Mientras que en marzo los factores limitantes críticos eran las unidades de cuidados intensivos, ventiladores y equipos de protección personal, hoy el único tema de mayor preocupación es la fuerza laboral de salud”, dijo, advirtiendo que los médicos, enfermeras y otro personal médico estaban “agotados. “

Con información de: AP

Comentarios