Política

Entre 2013 y 2018, Conacyt transfirió 41 mil mdp a empresas privadas: Elena Alvarez-Buylla

La directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), María Elena Álvarez-Buylla, dio a conocer que entre 2013 y 2018 el Consejo transfirió a empresas privadas más de 41 mil millones de pesos, originalmente destinados al desarrollo científico, tecnológico y de innovación

En un informe presentado en la conferencia matutina, reveló qué empresas y entidades recibieron, mediante fideicomisos o el Programa de Estímulos a la Innovación, estos recursos. Agregó que solo con fideicomisos fueron transferidos 15 mil 438 millones de pesos a privados y a este monto se suman transferencias del PEI, mismos que ascienden a 26 mil 140 millones de pesos, lo que da un total de 41 mil 624 millones de pesos.

“Esto quiere decir que globalmente en el sexenio pasado 44 por ciento de todos los recursos gestionados desde CONACYT supuestamente para desarrollo científico, tecnológico y de innovación fueron transferidos al sector privado y el resto al público”, comentó Álvarez-Buylla.

Agregó que algunas de las empresas privadas que recibieron estos fondos a través del CONACYT son Intel, Bayer, Mabe, IBM, Monsanto, Bimbo, Kimberly Clark, Whirpool, Volkswagen, Honeywell y Femsa Logística, las cuales en total sumaron 891 millones de pesos.

Alvarez-Buylla presentó una lista con las 10 empresas más beneficiadas con los recursos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Entre las 10 obtuvieron un total de 26 mil 134 millones 320 mil pesos del erario federal supuestamente destinado a impulsar la ciencia en México. Estas empresas son: RH México Simulation and Training –filial de la alemana Rheinmetall–, Prof Tech Servicios, Comercial Acros Whirlpool, DTM Tecnologías, Instituto de Investigación en Química Aplicada, Woodinnovation, Centro de Caracterización e Investigación en Materiales, Planetarios Digitales, Seguritech Privada y SIGMA Alimentos Noreste.

Tan sólo RH México Simulation and Training recibió 1 mil 531 millones 600 mil pesos, entre 2000 y 2018, lo que equivale al 17 por ciento del total de recursos públicos que se destinaron a empresas.

La directora del Conacyt agregó: “encontramos es que el uno por ciento de los sujetos de apoyo recibieron el 40 por ciento de los recursos de los fideicomisos. Este 40 por ciento implica 26 mil 134.32 millones de pesos, solamente el uno por ciento”.

Alvarez-Buylla informó que solo la administración de fideicomisos en el pago de cuotas a bancos, despachos y nóminas implicó un costo de más de 500 millones de pesos, pero esto no se ve reflejado en apoyos para ciencia y tecnología.

“Esto es sorprendente porque en 2017 y 2018 el CONACYT no asignó un solo peso para ciencia básica y muchos investigadores quedamos sin apoyo de investigación y cuando veo este gasto para mantener estos gastos de fideicomisos es obvio que en aras de la transparencia es una buena noticia que se vayan a cerrar”, agregó.

Cabe destacar que en los dos listados destacan algunas de las empresas cuyos altos ejecutivos han sido identificados como activistas en contra de las candidaturas y, luego del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, como es el caso de Femsa que preside José Antonio Fernández Carvajal; Kimberly Clarck, que preside la familia de Claudio X González; Sigma, subsidiaria de Grupo Alfa que preside Roberto Garza Sada, cuyas marcas de lácteos fueron recientemente suspendidas del mercado por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Comentarios