Covid-19

China se une a la alianza global Covax

China dijo este viernes que se unirá a Covax, un esfuerzo internacional codirigido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para distribuir una vacuna contra el coronavirus.

La decisión de participar, convierte a China en  el país más poderoso involucrado en el esfuerzo y podría ayudar a expandir el mercado internacional para sus candidatos a vacunas contra el coronavirus.

Estados Unidos dijo el mes pasado que no se uniría a la alianza, lo que provocó críticas de expertos en salud pública que dijeron que representaba una visión miope de un esfuerzo global y podría perjudicar a Estados Unidos si otro país desarrolla primero una vacuna.

La administración Trump en ese momento dijo que no quería “verse limitada por organizaciones multilaterales influenciadas por la corrupta Organización Mundial de la Salud y China”.

China, donde se detectó por primera vez el coronavirus, tiene al menos cuatro vacunas candidatas en ensayos clínicos.

“Incluso cuando China lidera el mundo con varias vacunas en etapas avanzadas de I + D y con amplia capacidad de producción, decidió unirse a COVAX”, dijo la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, en un comunicado. “Estamos dando este paso concreto para asegurar una distribución equitativa de las vacunas, especialmente en los países en desarrollo, y esperamos que países más capaces también se unan y apoyen a COVAX”.

Las agencias de salud globales lanzaron el proyecto Covax para garantizar que los países pobres y en desarrollo pudieran tener acceso a una eventual vacuna al mismo ritmo que las naciones ricas y desarrolladas.

Los principales patrocinadores del proyecto son Japón, Gran Bretaña, Alemania y la Unión Europea. 

Covax está codirigido por la alianza de vacunas Gavi, la Coalición para las innovaciones en la preparación ante epidemias y la OMS.

El proyecto tiene como objetivo distribuir una posible vacuna candidata a países de todo el mundo en función del número de residentes de alto riesgo en cada nación.

Estados Unidos ya ha firmado acuerdos con un puñado de fabricantes que garantizan la entrega de cientos de millones de dosis de una vacuna si resulta segura y eficaz.

Otros países han firmado acuerdos de distribución similares, incluidos Gran Bretaña, Francia y Alemania.

Con información de: UPI

Comentarios