fbpx

Chile vota por consejo para volver a redactar una nueva Constitución

Para redactar una nueva propuesta de Carta Magna se necesitan 50 consejeros y más de 15,1 millones de ciudadanos los escogerán, por lo que 2.932 centros de votación están listos en Chile este domingo, para dar inicio a los segundos comicios constituyentes en dos años.

Los centros de votación estarán abiertos hasta las 18:00 hora local (22:00 GMT) y se espera que los primeros resultados estén un par de horas después.

Se trata del segundo intento de Chile en dos años por sustituir la Carta Magna redactada en 1980 por la dictadura (1973-1990), y que fue enmendada en varias ocasiones, la más sustantiva en 2005.

Un texto anterior redactado por una Asamblea Constitucional dominada por miembros de la izquierda fue rechazado por un 62% de los votos en un plebiscito el 4 de septiembre de 2022.

Chile acordó cambiar su Constitución como una forma de aplacar las protestas sociales que emergieron en octubre de 2019 en contra de la desigualdad social.

Luego de las protestas, Chile ha celebrado siete elecciones -el fracaso del proceso anterior y la inédita crisis de seguridad que atraviesa el país explican- , según los expertos, la desafección hacia estas elecciones.

El presidente Gabriel Boric, involucrado poco en la elección esta vez, vota en su natal Punta Arenas (extremo sur de Chile) y está previsto que retorne a Santiago a mediodía para seguir el transcurso de la jornada desde el palacio La Moneda.

Oposición y oficialismo divididos

El oficialismo concurre con dos listas distintas: una integrada por el Partido Socialista y el ala más izquierdista del Gobierno (Frente Amplio y Partido Comunista), y otra conformada por partidos de la centro-izquierda oficialista más la Democracia Cristiana, que no es propiamente oposición pero tampoco integra el Gobierno.

La derecha llega con tres listas: la tradicional de Chile Vamos (UDI, RN y Evópoli), la ultraderechista del Partido Republicano y la populista del Partido de la Gente.

Una de las claves de la jornada radica en los escaños que consigan estas dos últimas formaciones, que no participaron en los comicios de hace dos años por ser de reciente creación y que han subido mucho en las encuestas, pese a que defienden la actual Carta Magna, vigente desde la dictadura (1973-1990).

Si las tres derechas consiguen 30 escaños o más, tendrán el control absoluto del órgano constituyente y podrán aprobar las normas sin necesidad de negociar.

La gran novedad de este segundo intento por renovar la Constitución es la participación de 24 expertos designados por el Parlamento cuya misión es elaborar un borrador que sirva de base a los 50 consejeros (25 hombres y 25 mujeres), elegidos en las urnas.

Otra de las particularidades es la existencia de 12 principios básicos acordados a priori por los partidos para evitar una propuesta refundacional como la anterior, que incluyen la declaración de Chile como un “Estado social y democrático de derecho”, la indivisibilidad de la “nación chilena” o el sistema bicameral.

Comentarios
By  Alcanzando el Conocimiento

Related Posts