Covid-19 Salud

Caos en India por el cierre nacional de 21 días, decretado para detener los contagios de coronavirus

Miles de trabajadores migrantes abarrotaron las estaciones de autobuses para regresar a sus pueblos durante un cierre nacional de 21 días decretado por el gobierno para limitar la propagación de la enfermedad por coronavirus (COVID-19). El gran cierre ha desencadenado una crisis humanitaria con cientos de miles de trabajadores migrantes pobres empleados en grandes ciudades como Delhi y Mumbai que buscan ir a pie a sus hogares en el campo después de perder sus empleos.

El primer ministro Narendra Modi ordenó a los 1,300 millones de personas del país permanecer aislados hasta el 15 de abril, declarando que tal autoaislamiento era la única esperanza para detener la pandemia viral.

Muchos han estado caminando durante días, algunos con familias que incluyen niños pequeños, en carreteras desiertas con poco acceso a alimentos o agua.

El domingo, unos 500 trabajadores se enfrentaron con la policía en la ciudad occidental de Surat, exigiendo que se les permita regresar a sus hogares en otras partes de la India porque no les quedaba trabajo.

“La policía trató de convencerlos de que no es posible ya que no hay autobuses o trenes disponibles. Sin embargo, los trabajadores se negaron a ceder y comenzaron a arrojar piedras a la policía”, dijo el comisionado adjunto de policía de Surat, Vidhi Chaudhari.

India ha registrado 1.071 casos de coronavirus, de los cuales 29 han muerto, dijo el lunes el ministerio de salud. El número de casos conocidos es pequeño en comparación con los Estados Unidos, Italia y China, pero los funcionarios de salud dicen que India está a semanas de un gran aumento que podría colapsar su débil sistema de salud pública.

Un funcionario de salud dijo que el movimiento a gran escala de personas hacia el campo corría el riesgo de propagar ampliamente el coronavirus, lo que agrava el desafío de contener el brote en el segundo país más poblado del mundo.

“Es una situación en evolución con nuevos desafíos diarios, como el hecho de que las poblaciones migratorias se trasladen de un lugar a otro. Al igual que los estados no afectados adyacentes a los estados afectados”, dijo el Dr. SK Singh, director del Centro Nacional para el Control de Enfermedades, que investiga y recomienda medidas de control para brotes de enfermedades.

En el estado norteño de Uttar Pradesh, los trabajadores de la salud vestidos con trajes de protección rociaron desinfectante sobre un grupo de trabajadores migrantes que también intentaban hacer el viaje de regreso a sus pueblos, mostró la televisión local. Los obligaron a sentarse en una esquina de la calle en el distrito de Bareilly y los rociaron con mangueras, lo que provocó ira en las redes sociales.

Nitish Kumar, el principal funcionario del gobierno en el distrito, dijo más tarde que los trabajadores de salud habían recibido la orden de desinfectar los autobuses que usaban las autoridades locales, pero también las usaron con los trabajadores migrantes.

“He pedido que se tomen medidas contra los responsables de esto”, dijo en un tweet.

El gobierno federal dijo el lunes que no tenía planes de extender el cierre más allá del período de tres semanas.

Comentarios