Varios

Apple y Google lanzan un sistema conjunto para rastrear la propagación del coronavirus

Apple y Google han lanzado un nuevo sistema para rastrear la propagación del nuevo coronavirus al permitir a los usuarios compartir datos a través de Bluetooth con el gobierno y las agencias de salud.

El proyecto conjunto anunciado el viernes por dos de las compañías más grandes de Silicon Valley crearía una red voluntaria de rastreo de contactos utilizando transmisiones Bluetooth de baja energía.

Según las compañías, los datos sobre las personas con las que uno ha interactuado se guardarán en el teléfono de esa persona y solo los funcionarios de salud pública los utilizarán para localizar contactos.

El sistema luego notificaría a las personas si han entrado en contacto con alguien que dio positivo por COVID-19, la enfermedad respiratoria causada por el nuevo coronavirus.

Apple y Google planean implementar un par de interfaces de programación de aplicaciones (API) a mediados de mayo para que los funcionarios de salud usen el sistema de rastreo en sus aplicaciones.

Una vez que se publiquen las API, las compañías trabajarán para habilitar el rastreo de contactos basado en Bluetooth en plataformas subyacentes y luego permitirán que las personas opten por usar el sistema con una gama más amplia de aplicaciones.

Los expertos dicen que el rastreo de contactos se ha convertido en uno de los métodos más prometedores para contener el impacto de COVID-19.

Sin embargo, también ha generado preocupaciones sobre la privacidad de los críticos que dicen que tales sistemas permitirían la vigilancia digital invasiva.

El sistema anunciado por Apple y Google el viernes busca aliviar algunas de esas preocupaciones.

El uso de Bluetooth para el seguimiento significa que la ubicación física de las personas no se recopilaría, solo las identidades de las personas con las que han estado en contacto.

La información también se anonimizará, utilizando una clave anónima para transmitir información que cambia cada 15 minutos.

Jennifer Granick, abogada de vigilancia y ciberseguridad de la Unión Americana de Libertades Civiles, dijo en un comunicado que esos pasos de privacidad parecen “mitigar los peores riesgos de privacidad y centralización”, pero advirtió que “todavía hay margen de mejora”.

“Seguiremos vigilantes para asegurarnos de que cualquier aplicación de rastreo de contratos permanezca voluntaria y descentralizada, y se use solo con fines de salud pública y solo durante la duración de esta pandemia”, dijo.

Con información de: The Hill

Comentarios