Covid-19

Ante oleada migrante, México despliega elementos del Ejército y Guardia Nacional a las fronteras con Guatemala y EEUU

El Gobierno de México desplegó cerca de 9,000 elementos militares repartidos en las fronteras con Estados Unidos y Guatemala para contener la oleada de migrantes que buscan llegar a territorio estadounidense.

El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional de México (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, informó que como parte del Plan de Migración hay 8 mil 715 militares desplegados en la frontera norte y sur del País.

“Hay 30 puestos de revisión migratoria para tecnología no inclusiva, 347 puntos de control migratorio y 8 buques y embarcaciones en control marítimo”, informó en conferencia matutina desde Palacio Nacional.

Precisó que hasta el momento se han rescatado a 12,905 migrantes durante el mes y se han proporcionado 24,037 raciones alimenticias para atención de los Centros Integradores de Migrantes en dos cocinas comunitarias, una en Ciudad Juárez, Chihuahua y otra en Tijuana, Baja California.

Desde este domingo, efectivos del Ejército mexicano y la Guardia Nacional llegaron al río Suchiate, frontera con Guatemala, para frenar la oleada migratoria y prevenir contagios por COVID-19.

Junto a agentes migratorios, los militares realizan recorridos por el río, donde migrantes de Guatemala y de otros países de Centroamérica suelen cruzar con balsas para entrar en México y dirigirse hacia Estados Unidos.

El Gobierno mexicano había anunciado que los viajes no esenciales se restringirían en la frontera sur desde el viernes, pero los agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) llegaron el sábado a las orillas del río y los militares lo hicieron hasta este domingo.

Los efectivos interceptan a los migrantes y los envían a las oficinas migratorias para poder iniciar el trámite con el que puedan obtener un permiso para ingresar en el país.

El cruce de la frontera está vetado a las actividades no esenciales, y solo se permite entrar a los que tengan permiso de trabajo o acudan a México con propósitos médicos o educativos.

El bloqueo provocó este domingo una reducción del número de comerciantes informales guatemaltecos que cruzan el río a diario para comprar mercancía y llevarla hacia su país.

También familias migrantes que pretendían cruzar la frontera se quedaron varadas al no tener un permiso para entrar en México.

A pesar de que la frontera se cerró oficialmente el viernes para frenar la propagación de la pandemia, las autoridades mexicanas no han colocado hasta ahora ningún filtro sanitario en Suchiate.

La decisión de cerrar por primera vez la frontera sur desde el inicio de la pandemia coincide con el aumento del flujo migratorio que cruza México para dirigirse a Estados Unidos.

Con información de Agencia Reforma y EFE.

Comentarios